Conde dracula
 
-   Leyendas de terror
-   Origen de las leyendas urbanas
-   Relatos de terror
-   Historias de miedo
-   Cuentos de terror
-   Juegos de terror
-   Vampiros
-   Conde dracula
-   El exorcista
-   Exorcismo
-   Espiritus
-   Fotos de espiritus
-   Espectros
-   Fantasmas
-   Fenomenos paranormales
-   Parapsicologia
-   Extraterrestres
-   Videos de Extraterrestres
-   Apariciones
-   Asesinatos

-   Mapa del sitio
-   Contacto

 
    Leyendas urbanas
 
    Leyendas urbanas
 
.
 

Conde dracula

En algún lugar de Transilvania yace el Conde Dracula, el monstruo, durmiendo en su ataúd y esperando que caiga la noche. Como el contacto con los rayos solares le causaría la muerte instantánea permanece en la oscuridad. Luego, llega el momento de la oscuridad, y movido por instinto milagroso, el demonio emerge de la seguridad de su escondite y, asumiendo las formas espantosas de un murciélago o un lobo, recorre los alrededores y bebe la sangre de sus victimas. Por último, se apresura a regresar a la seguridad de su ataúd protector y se duerme mientras vuelve a comenzar el ciclo.

Ahora, empieza a moverse. El movimiento de sus cejas responde a un instinto milenario e inexplicable, es señal de que el sol está a punto de desaparecer y se acerca la hora. Esta noche, está sediento y, mientras allí descansa, ya despierto, esperando sentir con espectral exactitud el momento preciso en que la oscuridad es total antes de abrir la tapa y salir, decide quiénes serán sus próximas victimas, el panadero y su mujer, reflexiona. Suculentos, disponibles y nada suspicaces.
El pensamiento de esa pareja despreocupada, excita su sed de sangre.



El Conde dracula

De pronto, sabe que el sol se fue. Se levanta ligeramente, se metamorfosea en murciélago y vuela inquietamente a la casa de sus víctimas.
_ ¿Vaya, conde dracula, que sorpresa!_ dice la mujer del panadero al abrir la puerta para dejarlo pasar. (entra en la casa ocultándose, con una sonrisa encantadora, con su objetivo.)
_ ¿Qué lo trae por aquí a estas horas?_ pregunta el hombre.
_nuestro compromiso de cenar juntos_ contesta el conde dracula.
Espero no haber cometido un error. Era esta noche la cita, ¿no?
_Sí, esta noche, pero aún faltan como siete horas.
_ ¿Cómo dice?_ inquiere Drácula echando una mirada a la habitación.
-¿o es que ha venido a contemplar el eclipse con nosotros?
_¿Eclipse?
_Así es. Hoy disfrutaremos de un eclipse total.
_ ¿Qué dice?
_Dos minutos de oscuridad a partir del mediodía.
_¡Vaya por Dios! ¡Qué lío!
_¿Qué pasa, señor?-dice el panadero
_Perdóneme... Debo irme...Hem...¡Oh, qué lío!..._ y se aferra al picaporte de la puerta.
-¿Ya se va? Si acaba de llegar.
_Sí, pero, creo que...
_Conde Drácula, está usted muy pálido.
-¿Sí? necesito un poco de aire.
_¡Vamos! Siéntese. Tomaremos un buen vaso de vino juntos.
Acabo de acordarme que dejé prendidas las luces de mi castillo... Imagínese la cuenta a fin de mes…
_Siempre con prisas. Es raro que no haya tenido un infarto aún.
_Esta noche haré un pilaf de pollo_ comenta la mujer _.
_¡Espléndido, espléndido!- dice el conde con una sonrisa . Luego, abriendo por equivocación la puerta del armario, se mete dentro_. Diablos, ¿dónde está la puerta?
_¡ja, ja!_ se ríe la mujer _. Por fin, abre la puerta, pero ya no le quedaba tiempo.
_¡Oh, mira, mi amor_ dice el hombre-, el eclipse ya termino.
_Así es_ dice Drácula cerrando la puerta _. He decidido quedarme. Cierren todas las ventanas_
_¿No hay? _¿Tendrían al menos un sótano?
_No_ contesta la esposa del panadero_
Me estoy ahogando. ¿Dónde está el armario?
_ ¡Ay... que gracioso!
_Miren, estaré en el armario. Llámenme a las siete y media.
_¡Ja,ja...! ¡Qué gracioso es! le dice la esposa a su esposo
Desde el interior del armario, llega la voz _No puedo... Tan solo permítanme permanecer aquí.
Estoy muy bien. De verdad.
_Sí, pero...
En aquel instante entran el alcalde y su mujer. Pasaban por allí y habían decidido saludar a la pareja.
_¡Hola Jarslov! espero que Katia y yo no molestemos.
_Por supuesto que no es una molestia, señor alcalde. Salga del armario, conde drácula.
_ ¿Está aquí el conde?_ pregunta el alcalde._ ¡Que raro es verlo a estas horas del mediodía! De hecho no recuerdo haberle visto tan temprano nunca.
_Pues bien, aquí está. ¡Salga de ahí, conde Dracula!
_Está en el ropero_ dice el panadero
_¿No digas!_ dice el alcalde
_Salga de ahí conde dracula_ grita el alcalde_.
_No, no cuenten conmigo._dice dracula _ no quiero arruinarles el dia. Se miran y se sirven vino. Así pasa el tiempo hasta que el alcalde, no soporta mas esta situación y abre la puerta del closet y grita:
_ ¡Vamos,conde! Siempre pensé que usted era una persona cuerda. Penetra la luz del día y el perverso monstruo lanza un violento grito y lentamente se desintegra hasta transformase en un esqueleto y luego en polvo ante las dos parejas presentes. Inclinándose sobre las cenizas blancas, la mujer del panadero lanza un grito:
_ ¡Se ha arruinado mi cena!

Fin

Google